Detrás del mirador de Lazkua

Por fin de vuelta a casa, después de las comilonas navideñas necesito ir al monte… Ayer salimos con unos vecinos, y nos encontramos con Rufino, que fue pastor y conoce perfectamente el bosque de Eraul. Por suerte nos ha guiado por una senda que yo desconocía, donde hay restos de un antiguo poblado. Lo que más me ha sorprendido es, que en una roca grande oculta entre las encinas, se celebraban ceremonias hace cientos de años, y todavía se puede ver un hueco en la roca que servía de pila de agua.

Roca sagrada

Roca sagrada

Detrás del mirador

Hoy hemos ido juan y yo al mirador de Lazkua, para terminar el paseo que empezamos ayer. En lugar de volver por el mismo camino, hemos seguido adelante, hasta llegar a un paso estrecho entre las rocas.

Paso estrecho

Paso estrecho

En pocos metros salimos a una senda, que lleva hasta una zona de escalada. Seguimos adelante, y justo antes de llegar al mismo camino por el que subimos al mirador, vemos un hueco en la roca donde ha habido una hoguera, y parece una pequeña cueva.

Cueva pequeña

Cueva pequeña

Lo que más me gusta de vivir aquí, es descubrir nuevos rincones cuando paseamos. Sobre todo cuando salimos con veteranos, que se conocen el bosque como la palma de su mano.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s